Como jugar Omaha

El Omaha es probablemente la variedad de poker que más adeptos ha ganado en los últimos tiempos, erigiéndose en un juego de futuro con un sólido porvenir. Muchos ven en él una versión mejorada del Texas, en la que el hecho de repartir cuatro cartas a cada jugador en lugar de dos genera mucha más acción en el juego.

Mecanismo del Juego

Se juega con baraja inglesa de 52 cartas. Alrededor de una mesa se sientan desde 2 hasta 10 jugadores, dependiendo de las diferentes modalidades, torneos o la fase en que estos se encuentren.

Se sortea el dealer o botón, que define quién teóricamente reparte las cartas. Este botón va cambiando por orden al siguiente jugador de la izquierda, una vez concluida cada mano. O sea, en el sentido de las agujas del reloj.

En Omaha High hay dos apuestas obligadas en cada mano, la ciega pequeña y la ciega grande. La primera le corresponde al jugador situado inmediatamente a continuación del botón o dealer y la ciega grande al jugador sentado a continuación de la ciega pequeña. Normalmente el valor de la ciega grande es el doble de la ciega pequeña. En determinadas fases de los torneos o Sit & Go puede aparecer otra apuesta obligada denominada ante. Esta apuesta debe ser abonada por la totalidad de los jugadores en cada mano y se corresponde aproximadamente al 10% del valor de la ciega grande.

En partidas de cash o dinero real el valor de las ciegas permanece inalterable y no suelen haber antes.

Una vez se han depositado las ciegas y antes si hubiere, se reparten cuatro cartas cubiertas a cada jugador, por orden a partir del botón, de una en una. Estas cartas no se pueden cambiar ni descartar en ningún momento de la mano.

Posteriormente son mostradas en el centro de la mesa 5 cartas, del modo que veremos a continuación, que conformarán el board. El juego consiste en tratar de formar la mejor combinación de 5 cartas posibles, tomando 2 obligadamente de nuestra mano que seleccionaremos de las cuatro que nos han sido repartidas y las 3 restantes del board. Así como las 4 cartas que recibimos son única y exclusivamente nuestras y nadie salvo nosotros podrá verlas, el board puede ser utilizado por cualquiera de los jugadores de la mesa, de ahí que las cartas que lo conforman reciban el nombre de comunitarias.

El board o cartas comunitarias se descubre de la siguiente manera: Las primeras tres cartas que constituyen lo que llamamos el flop, son destapadas de una sola vez. En la siguiente acción destapamos la cuarta carta comunitaria llamada turn y finalmente descubrimos la quinta y última, denominada river.

Una vez destapado el river y por tanto la totalidad del board, es el momento de definir qué jugada hemos logrado combinando nuestras 2 cartas seleccionadas de las 4 recibidas con 3 de las 5 comunes, tal como hemos reseñado anteriormente.

Gana la mano el jugador que consiga que los demás jugadores abandonen la mano tras no igualar su apuesta (a continuación veremos cuál es el procedimiento y mecanismo de las apuestas) o que tras verla igualada por uno o más rivales haya conseguido la mejor jugada de todos ellos.

Orden de las manos

El orden de manos ganadoras, de mejor a peor, es el mismo utilizado tanto en Texas como en 5 Card Draw y Seven Card Stud:

– Escalera real.
– Escalera de color.
– Poker.
– Full House.
– Color.
– Escalera.
– Trío.
– Dobles parejas.
– Pareja.
– Carta alta.

Ronda de Apuestas

El Omaha es un juego de apuestas. Tenemos durante el desarrollo de cada mano un total de 4 rondas de apuestas. En todas ellas, si permanecemos en la jugada tenemos la opción de abandonar la mano, igualar o subir apuestas anteriores que se hayan producido dentro de la misma ronda de apuestas por jugadores que hayan hablado previamente.

El Omaha se juega básicamente en la modalidad de límite de bote o Pot Limit. Lo reconoceremos comúnmente como Omaha BL o PLO.

En esta modalidad la apuesta máxima viene determinada por el tamaño del bote en el preciso instante de realizarla. Si no hubiese habido apuesta previa, la subida máxima es el importe exacto del bote. En el momento en que alguien apostase, la subida máxima sería la resultante de multiplicar por dos la apuesta precedente y añadirle la cuantía total del bote. La apuesta mínima siempre es el importe de la ciega grande.

1a ronda de apuestas: Una vez repartidas las 4 cartas a cada jugador y antes de descubrir el flop, se inicia la primera ronda de apuestas. El jugador situado inmediatamente a continuación de la ciega grande debe pronunciarse. En ese momento la ciega grande constituye la primera apuesta válida que es tomada como referencia. El jugador puede en ese preciso instante abandonar la mano, igualar o subir la apuesta cubierta por la ciega grande.

A continuación, por riguroso orden el siguiente jugador de la mesa actúa. Si el rival anterior se hubiese retirado, tendría el mismo abanico de posibilidades que éste, es decir, abandonar la mano, igualar o subir la apuesta de la ciega grande. En el momento en que alguien efectúe una subida, ésa será la apuesta que deberá ser igualada o subida. Cuando todas las apuestas que puedan llegar a producirse están igualadas se da la ronda de apuestas por finalizada.

Se muestra el flop.

2a ronda de apuestas: Por orden a partir del botón, los jugadores que permanezcan en la mano inician la 2a ronda de apuestas. En este punto no hay ninguna apuesta de referencia como lo era la ciega grande anteriormente. El jugador que hable en primer lugar puede pasar o apostar. A su vez los rivales que hablen a continuación, si no ha habido apuesta previa, pueden también pasar o apostar. En el momento en que un jugador apueste, los que actúen posteriormente no pueden pasar, deben elegir entre abandonar la mano, igualar o subir. Cuando esta nueva ronda de apuestas se iguale se da por concluida.

Se muestra el turn.

3a ronda de apuestas: Una vez vista la cuarta carta comunitaria o turn, el procedimiento a seguir es el mismo exactamente que en la ronda anterior.

Se muestra el river.

4a y última ronda de apuestas: Una vez vista la quinta carta común o river ya tendremos en liza las 9 cartas que componen la mano, 4 cartas en posesión de cada jugador que permanezca en juego y las 5 comunitarias o board. Se inicia por tanto la última ronda de apuestas con el mismo procedimiento que las 2 anteriores.

Desenlace de la mano

Como decíamos previamente, gana la mano quien consiga que todos los rivales de la mesa abandonen la mano en cualquier ronda de apuestas tras no igualar alguna apuesta realizada por éste. En ese preciso instante la manó finaliza sin tener que seguir tirando cartas del board, en el supuesto que éste no se hubiera completado. Da comienzo una nueva mano.

Si todas las apuestas realizadas por algún jugador fuesen igualadas por uno o más adversarios, llegaríamos al momento en que deberán enseñarse todas las cartas o showdown. Quien haya conseguido la mejor jugada ganará la mano.




Únete y comparte este articulo para gana mas de 600 euros por venta… Leer mas