Reglas del Texas Hold’em

Texas Hold’em con Límite
En una mesa de texas holdem participan hasta 10 jugadores (además del crupier virtual). Frente a cada uno de los jugadores se encuentra el botón del crupier. En cada ronda, el botón del crupier se desplaza hasta al siguiente jugador en el sentido de las agujas del reloj. Además, hay un crupier virtual que no participa en el juego y que se limita a repartir las cartas.

Cómo se juega la ronda del juego

Apuestas ciegas
La partida arranca con los dos jugadores que están directamente a la izquierda del botón (¡no el crupier virtual!) y que deben colocar su apuesta “ciega”, es decir, la apuesta que se hace antes de recibir las cartas. Esto se hace para garantizar que cada mano ganadora se lleve dinero. El jugador que está a la izquierda inmediata del botón del crupier pondrá la apuesta “ciega pequeña”, que generalmente equivale a la mitad de la apuesta mínima (por ejemplo: 2.5€ para un juego de 5€/10€). El jugador que está la izquierda de quien apostó la ciega pequeña colocará la apuesta “ciega grande”, la cual equivale a la apuesta mínima (por ejemplo: 5€ para un juego de 5€/10€).

Cartas cubiertas
Después de colocar las apuestas ciegas, se reparten las primeras cartas. Cada jugador recibe dos cartas boca abajo que reciben el nombre de cartas cubiertas. Si tienes una vista lateral del juego y deseas ver tus cartas cubiertas, pulsa sobre ellas. Para devolverlas a la mesa, vuelve a pulsar sobre ellas. En la vista desde arriba las cartas siempre están visibles.
1ª ronda de apuestas
Las apuestas comienzan con el jugador que está a la izquierda de quien apostó la ciega grande, continuando en el sentido de las agujas del reloj. Cada jugador podrá retirarse, pasar, igualar o subir. Se puede apostar o subir una apuesta únicamente con la cantidad de la apuesta mínima (5€ para un juego de 5€/10€). La cantidad para subir es distinta en los juegos con Límite al Bote y Sin Límite, como se explica más adelante. La manera en que se hacen las apuestas también se explica más adelante.

Las cartas del flop
Se colocan en mitad de la mesa tres cartas descubiertas. A estas cartas se les llama el flop y son las cartas “comunitarias” que todos los jugadores pueden usar para formar sus propias manos.

2ª ronda de apuestas
El juego prosigue con una segunda ronda que se realiza exactamente igual que la primera.

La cuarta carta
Tras la segunda ronda de apuestas, se coloca una cuarta carta comunitaria boca arriba en medio de la mesa. A esta carta se le llama “la cuarta carta”, conocida también como turn. El juego prosigue con una tercera ronda de apuestas.

3ª ronda de apuestas
Esta ronda se lleva a cabo de la misma manera que la primera y la segunda, con una excepción: solo se puede subir una apuesta con la cantidad de la apuesta máxima (10€ en un juego de 5€/10€).

La última carta
Finalmente, se reparte una quinta y última carta comunitaria llamada “última carta” y que también es conocida como river. El juego continúa con una cuarta y última ronda de apuestas.

4ª ronda de apuestas
Esta ronda final se lleva a cabo exactamente igual que la tercera.

Duelo
Después de la ronda final de apuestas, llega el duelo, conocido en inglés como showdown, donde se determina cuál es la mejor mano de cinco cartas de cada jugador. Para esto, los jugadores pueden usar sus cartas cubiertas y las cartas comunitarias. El jugador que tenga la mejor mano de cinco cartas se lleva el bote. En caso de que la mejor mano se componga únicamente de las cartas comunitarias, el bote se dividirá entre todos los jugadores que hayan participado en el duelo. Si tienes una mano perdedora y no deseas mostrar tus cartas al resto de jugadores, tienes la opción de no mostrar tus cartas. Sin embargo, si lo deseas, puedes mostrar tus cartas para comparar su mano con las de los otros jugadores.

Volver a iniciar
Después de que haya terminado la ronda y alguien se haya llevado el bote, el botón del crupier se desplazará al jugador de la izquierda y comenzará la siguiente ronda.

Sistema de apuestas
El jugador que está a la izquierda de quien hizo la apuesta ciega grande inicia las apuestas. El turno de apuestas sigue el sentido de las agujas del reloj. Cada jugador apuesta de acuerdo a lo que considere más oportuno.

Retirarse
Si no te gustan tus cartas, puedes retirarte de la ronda. Si has hecho una apuesta ciega o posterior, o si subiste una apuesta, perderás ese dinero, pero nada más. Después de retirarte, estarás fuera del juego hasta que se inicie la siguiente ronda.

Pasar / Igualar
Puedes permanecer en el juego al “pasar” o “igualar” (igualar una apuesta). Si nadie ha hecho una apuesta antes de ti puedes pasar, es decir, ceder el turno al siguiente jugador sin poner ningún dinero en el bote. Si ya se ha hecho una apuesta, puedes igualar, es decir, colocar la misma apuesta en el bote.

Pasar / No Igualar
Puedes permanecer en el juego al “pasar” o “no igualar” (no igualar una apuesta). Si nadie ha hecho una apuesta antes de ti, puedes pasar, es decir, ceder el turno al siguiente jugador sin poner ningún dinero en el bote. Si ya se ha hecho una apuesta, puedes no igualar, es decir, resignarse a jugar esa mano del juego evitando hacer alguna apuesta adicional.

Apostar / Subir / Re-subir
Si crees que tu mano es lo suficientemente buena, puedes apostar. Si otro jugador ya ha hecho una apuesta, entonces puedes hacer una apuesta mayor, es decir, subir la apuesta.

Las cantidades de las apuestas vendrán determinadas por las apuestas de las mesas. Por ejemplo, en una mesa de 5€/10€, las apuestas serán de 5€ en las primeras dos rondas y 10€ en las últimas dos. En los juegos con límite, se puede hacer una apuesta y subirla tres veces en cada ronda (apostar, subir, re-subir, re-subir). Después de subir tres veces, se terminará la ronda de apuestas y se repartirá la siguiente carta (o si se trata de la ronda final, se determinará la mejor mano). En los juegos con límite al bote y sin límite no se impone un tope máximo a la apuesta.

All in
Cuando a un jugador se le acaban las fichas durante una mano, no tiene por qué retirarse. Puede seguir jugando la mano si cree que puede ganar, para ello tiene que hacer un “all-in”, es decir, apostarlo todo. Cuando se hace un all in se genera un bote secundario o paralelo al que solo podrán optar el resto de jugadores. El jugador que haya hecho all in solo podrá optar a ganar el bote principal.

Si al final de la partida el jugador que ha hecho un all in no tiene una mano ganadora, el jugador que tenga la mejor mano se llevará el bote principal y el bote secundario, como normalmente se hace.

Si al final de la ronda el jugador que ha hecho un all in tiene la mano ganadora, se llevará el bote principal, mientras que el jugador que tenga la segunda mejor mano se llevará el bote secundario.

Si varios jugadores han hecho all in, se generarán varios botes paralelos. Los botes se separan según la mano y el orden en el que los jugadores han hecho un all in. El jugador que tenga la mano ganadora se llevará todos los botes en los que apostó hasta el momento en que haya hecho el all in. El jugador que tenga la segunda mejor mano se llevará los siguientes botes hasta el último en el que haya apostado antes de hacer el all in, y así sucesivamente.

La ronda de apuestas continuará hasta que todos los jugadores se hayan retirado, o hayan igualado la tercera subida, o hasta que una apuesta haya sido igualada por todos los jugadores (a excepción del jugador que inició la apuesta) sin que alguien la haya subido.




Únete y comparte este articulo para gana mas de 600 euros por venta… Leer mas